El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

viernes, 19 de octubre de 2012

Gente como...Julia Hill


Voy a hablar de Julia Hill,también conocida como la mujer mariposa,nacida en Mount Vernom(Estados Unidos)Desde su más tierna infancia estuvo en constante contacto con la naturaleza,pues viajaba continuamente con su familia de un camping a otro,gracias a su vieja carabana.Esta situación,permitía a Julia realizar durante su tiempo libre continuas expediciones por los frondosos bosques norteamericanos,sirviéndose de los paisajes como idílicos salones en medio de la naturaleza donde refugiarse y compartir ,junto al resto de la vegetación sus pensamientos,secretos y confesiones.El vínculo de unión forjando entre ambas partes sería el principio un romance que la acompañaría  para el resto de sus días.
A los 22 años de edad se produce un punto de inflexión dentro de la vida de Julia cuando sufre un terrible accidente de tráfico.Esta traumatica experiencia causo mella en Hill y supuso un cambio radical en su vida pues le hace replantearse seriamente algunas cuestiones que envolvían su existencia.Algunas tan dispares como las prioridades, los valores,los intereses o el estilo de vida que llevaba hasta entonces.
La mejora progresiva en el estado de salud y anímico de Julia fue la antesala de todo lo que estaría por llegar   y la primera chispa que arrancaría el motor de su activísimo ecologista.
Julia encabezó el principio de un movimiento consesuado por activistas de todo el mundo mediante acciones de protesta pacífica.La acción más significativa fue la de amarrarse mutuamente entre un árbol y una persona para así evitar la tala indiscriminada de árboles y dar lugar a la aparición de fenómenos como la deforestación.La idea era crear un vínculo de unión entre la naturaleza y el ser humano,aunque les fuera la vida en ello.
En el año 97 la empresa maderera Pacific Lumber decidió acabar con 60 millones de hectáreas de árboles pertenecientes a los bosques Redwoods del estado de California.Algunos de estos árboles(en su mayoría secuoyas)tenían más de un milenio de vida.Un 10 de diciembre fue la fecha elegida por Julia para subirse a una de estas secuoyas milenarias que poblaban los bosques californianos y a la que apodó cariñosamente Luna.Lo que Julia no se imaginaba es que esta secuoya iba a convertirse en su hogar los próximos dos años de su vida.Durante este periodo de tiempo,Hill paso por todo tipo de penurias:desde las fuertes oleadas de viento,las lluvías y las condiciones de humedad(que propiciaban un caldo de cultivo ideal para contrarrestar las defensas y el estado de salud de Julia),hasta el ruido de la maquinaria empleada por parte de la propia empresa para interrumpir las horas de sueño,con el fin de intentar hacerle la vida un poco más difícil a Julia durante los años que convivió con Luna y que optase definitivamente por tirar la toalla.Julia aseguro que durante todo este tiempo sintió un fuerte vínculo espiritual con la secuoya,motivo suficiente por el cual decidió resistir dentro de Luna a lo largo de 730 días.
He contactado personalmente con Julia para hablar acerca de los momentos vividos a lomos de Luna,en sus propias palabras:
"I felt the whole range of the human emotions. Absolute wonder and awe at the magic of Creation. Sadness and deep grief for how much we are destroying. Joy at the feeling of being free even though i was confined to one place"Traducción:"Senti un inmenso abanico de emociones húmanas.Momentos absolutamente preciosos compartiendo la mágia de la creación.También sentí tristeza y angustia por pensar en todo el daño y destrucción que ha hecho el ser humano a la naturaleza.Disfruté mucho de poder sentirme enteramente libre aun cuando tu espacio de acción ,debido al lugar, es limitado"
Julia desarrolló una protección maternal hacía Luna,su hija de 1500 años de edad, puesto que durante los 2 años que estuvo con ella se encargaba personalmente de la poda y sus cuidados,como si de una hija que vela y cuida por las seguridad de su madre de avanzada edad,débil y convaleciente se tratase.
Con el paso del tiempo,la empresa Pacific Lumber se rindió y no pudo hacer más que llegar a un acuerdo con Julia comprometiéndose a preservar a Luna y los árboles milenarios que se encontrasen en un radio de 100 metros a la redonda.Finalmente,Luna pudo sobrevivir gracias a Hill y así escribió sus memorias a través de los gruesos anillos que pueblan su tronco para dejar constancia de todo lo vivido "hermosas cicatrices en forma de cortafuegos entre los años 97-99"Julia hizo lo propicio a través de su libro "El Legado de Luna"
Actualmente,Hill continua su amor por el activísimo ecológico compartiendo causa,de manera igualitaria,en la lucha de un cambio social,político y económico.Esta ferviente actividad puede verse reflejada dentro de la relación fiscal que Julia mantiene con su gobierno:Julia ha preferido repartir el dinero que le corresponde como cotizante de EE.UU únicamente y de manera directa a aquellos programas que fomenten el desarrollo,la cultura y la sostenibilidad de su país.De esta forma,contribuye a la retribución del Estado,como una ciudadana más,pero su acción sirve como cortapisas a aquellas actividades de fines bélicos o armamentarios que el gobierno tiene encuadradas dentro de sus planes de retribución de la renta.


Texto:El Hombre Percha
Fotografía :Julia Hill

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada