El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 12 de marzo de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Parte 7

 TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 7-  
-¿Te costo adaptarte a la vida aquí en Asturies?Eso de levantarse tan temprano,trabajar en la mina con el riesgo que conlleva y las condiciones tan duras...
-No,no.Si ya te digo,más bien al contrario,yo estaba deseando poder vivir aquí,ganarme un jornal como minero,y con eso,ir tirando.No le pedía más a la vida.El problema de cuando marchas a un sitio nuevo o desconocido,es el periodo de adaptación con sus gentes.Muchas veces ves la calle Uria a reventar de personas,tanto fuera como dentro de las tienda y sobre todo ahora,que entra ya el invierno y te sientes más solo que la una...
Y a veces te quedabas como embobado al lado de pequeños grupos de gente,de tu misma edad o te ibas a cualquier bar de la Calle Mon con el fin de hablar con alguien y no volver a casa y que si no fuese por el televisor,no tendrías conversación de ningún tipo...Es la capacidad camaleónica de adaptarse a situaciones que a unos les cuesta más y a otros menos.Así que al final,solía tomarme unas sidrinas,e incluso;a veces según el día,pedía de más,con el fin de prolongar 5 min más la conversacin con el escarciador y para casa
caliente por dentro y frío por fuera...Y cuando no lo alternaba con paseos por el Naranco,como este,pero el final era el mismo...
No habíamos llegado ni a la mitad del trayecto cuando decidimos descender la colina,por pereza,agarrados los dos del brazo,uno haciendo medio eses,y la otra que comenzaba a liarse un porro de Marihuana,supongo que para contrarrestar el sabor de la sidra.Tirábamos el uno del otro hasta que llegamos a casa.Y al final ni bollos preñaos ni cristo que lo fundó
-¿Helena tienes hambre?
- Pues la verdad que si
-Bueno pues nos comemos dos pedazos de empanada de carne y si luego te hago un colacao calentito.
-Vale
Estábamos los dos esparcidos en el sofá al calor del brasero,junto con Mara,sin prestar demasiada atención a la tele.Me voy a dormir Helena,que estoy rendido
-Vale,descansa,yo no creo que tarde mucho en irme a dormir,me quedaré fumando un ratin y para la piltra.
A la mañana siguiente,vi si Helena andaba ya despierta,y me acerque al bar de Mari a pedirle unos Frixuelos
-Mari ¿que tal hombre?¿como te va el día?
 -Bien,tranquil arrincamos apocayá ,asi que tampoco hai enforma movimientu como puedes ver ¿Y tu?
-Pues vengo a por otro cargamento de frixuelos para desayunar para mi y para la Helena
- Ah tán bonos eh los frixuelos.Con un bon café ,te deján un cuerpu estupendu de mano la mañana.
Al regresar al piso,la primera en recibirme fué Mara,más que recibirme a mi,recibía el olor que emanaba de la bolsa,y por el ruido del agua Helena estaba duchandose.
Cuando salió con la toalla aún en el pelo le dije:
-Venga a desayunar.
Y se le puso una sonrisa de oreja a oreja.
-Me encantan los Frixuelos,los buenos frixuelos.
-Pues estos los hizo la Mari y están recién hechos,hay tienes cacao para mojar.
Una vez acabado de desayunar,estuvimos dándole vueltas a lo que íbamos a hacer esta tarde,mejor dicho esta noche,porque yo era acérrimo a la siesta,Al final quedó la cosa en tomarnos unas sidras aqui e irnos para la Plaza del Paragüas a algún Pub.
-Por cierto me comentó Nerio,uno de los compañeros de la cuadrilla que si te apetecía venirte a ver al Sporting el domingo.
-Uff ya verémos a ver,como acabamos el sábado,esque no soy muy fan de ver a unos tios corriendo detrás de la pelota en calzoncillos.
-Bueno como tu quieras,mañana lo llamo,pero seguro que lo pasamos bien.Además es un Xixón-Oviedo.
-Pues eso,un partido como cualquier otro...
-Voy a ir donde Lisio el tendero a pedirle unos chorizos y unas fabes de granja que te vas a chupar los dedos.
Una vez que baje a la calle note los pequeños rayos de sol del mediodia incidiendo sobre el verde de mis ojos.¡Qué sensación tan incomoda!Ya casi se me había olvidado lo que era eso,después de estar un par de meses mañana si mañana también bajo tierra,salvo fines de semana que acostumbraba a dormir hasta bien entrado el mediodía con las persianas bajadas.Uno solo de estos rayos era capaz de aguarte el día de la ceguera tan molesta que causaba al interponerse entre tus ojos.
Cuando llegué a los ultramarinos le pedí a Lisio los ingredientes necesarios para hacer una fabada para dos personas y le dije que echase un poco más de fabes que mejor que sobre que no que falte por si acaso
-Anda y ¿Con quién te ira a comer les fabes eh Luis?(Sonreía)
-Contigo,desde luego que no.(Soltó una carcajada)Pero bueno ya te diré que tal salió el género.Que tengas buen día Lisio.
-Igualmente Luis,qu'anque sías Estremeñu confio en que faigas unes bones fabes
En eso no había problema,porque cuando llegué a Asturias y me encontre con la Mari nuestra primera conversación,después de probar las suyas,fue acerca de como hacer unas buenas fabes y me lo contaba casi como un cuento,día trás día.Las mías acabarón siendo,en mi opinión,una copia bastante fidedigna a las suyas para un chico de unos casi 600 kilómetros más abajo.
En el piso me puse manos a la obra,dejando un batiburrillo de platos y ollas en el intento.Pero al final salierón 2 platos bien cargados con el aroma tan peculiar que solo tienen los productos de esta tierra.
-Helena
Fui a su habitación y se hayaba dibujando planos y más planos y anotando medidas con instrumentos raros.
-Las fabes te esperán.
Cuando acabamos de comer,Helena se dispuso a fregar los platos,cosa que agradecí bastante porque entre las fabes,el brasero picón y la compañia de Mara me estaba entrado una moriña....Iba cerrando ya un ojo y me dijo la Helena.
-Oye esta noche salimos por ahí un ratin no.
-Claro salimos a quemar todas las sidrerias de Oviedo.
-Mejor vamos de pubs por la plaza del Paragüas.
-Como quieras,pero antes pasamos por una sidreria y nos tomamos un culín a medias.Para ir entrando en la noche.
-Por cierto,ya me apañe unas macetas para las plantas
-¿Que plantas?
-Las de María ,¿No te acuerdas que hablamos en San Francisco?
-Ah si si,vale por mi perfecto,como le de un día por entrar aqui a la policia...
-¿A ver si te crees que la polícia no tiene otra cosa mejor que hacer que en vez de ponerse a buscar cargamentos de drogas duras,pillar a una chica con un par de cogollos?
-Pues,por eso precisamente....Yo no tengo muy buena relación con ellos,me dijeron de pequeño estaban para proteger,y es mentira,como todo lo que te cuentan de chico.Y pregúntale al capataz,a Olayo ,ya verás que buena relación tiene con ellos desde las huelgas de 1934,porque mataron a uno de sus hijos,que también era minero y casi le cuesta el divorcio.Y aquí,no pasa nada...Me voy a echar un ratin que estaba tan plácidamente con Mara y el brasero y de repente se me ha hinchado la nunca.
-Descansa,luego te aviso que sino te quedas frito toda la noche.
Entre ronquidos y con la sensación de haber dormido un siglo me desperté,mejor dicho,me despertó Helena animándome a salir por ahí de farra.Cogimos cada uno nuestras cosas,y para afuera.Y yo que me vine con la empanada puesta de casa fue echarnos unos culines donde la Mari y evaporarse la torrija.
- Pasáilo bien esta nueche,tenéi curiáu qu'esta chispiando
-Helena me llevó por calles estrechas,que yo ni conocía.Hasta llegar a la zona de bares.
Entramos en un pub en el que ni me dio tiempo a ver el nombre, lo cual tampoco me importo mucho,si,mayormente lo que servían dentro.Pedí dos tercios de cerveza para mi y para Helena.
-Luis,voy un momento al baño,ahora vengo,que me venía meando desde la sidrina.
-Vale aquí te espero
Pasó ya casi media hora y mi cerveza ya vacía.Me acerque a la barra a pedir otra,cuando vi al portero del bar cogiendo en brazos a Helena y expulsándola del local...

Texto:El Hombre Percha

PRÓXIMO MIÉRCOLES-PARTE 8-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada