El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 16 de abril de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Parte XII

 TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 12-  
Un día frío,para variar,de camino a la Cuenca.Los puños cerrados,y con mil pensamientos en la cabeza.Así,como un cadáver andante entré en la furgoneta camino de Mieres.
Dario me pregunto:
-¡Que pena que te perdieres el partíu!Quedamos 2-0 anque podríamos meter munchos más.Nun tuvimos llimpios ¿Qué tal la Helena?
-Lo siento por no haber ido.Helena se encuentra aún reposando en la cama,pero ni punto comparación como estaba ayer.
- ¿Qué lu pasa?
-Esta enferma.
-¿De qué?
-No lo sé.Esta enferma...
Toda la mañana estuve descargando vagones sin mediar palabra con la intención de llegar lo más pronto posible a casa deseando no encontrarme con ninguna sorpresa desagradable.
De camino de vuelta se me hizo un nudo en el estomago al recordar imagenes de noches anteriores.una tras otra como diapositivas.
Cuando entre en casa fui rápidamente a la cama de Helena 
-¿Helena que tal estas?
Me sonrío.Se acerco a mi y me empezó a mi y me comenzó a besar.
-¿Estas bien?
-¡Shh!Me puso su dedo en la boca y comenzó a desabrocharme la cremallera
-Ahora seré yo quien te quite el mono a ti...
Nos echamos a reír los dos al instante,le sacudí un abrazo levantandola por los aires,de la euforia que tenía en esos momentos por saber que se encontraba bien.
Fuimos a su dormitorio,nos desnudamos y nos metimos bajo las sabanas 
Decir que me quede encarcelado en las entrañas de Helena,que me fundí de un impacto contra su cuerpo,
que nos embriagamos con el olor de nuestros cuerpos y que plante mi corazón entre sus piernas;es decir poco...
Al final acabamos acurrucados en la cama semidesnudos.Helena se empezó a liar un cigarro de María
Aún me dolía la espalda,no de descargar caminos que también,sino de las uñas incrustadas de Helena que se aferraba a mi como si le fuese la vida en ello.
-Helena si te puedo ayudar en algo,ya sea con mi cuerpo(Se comenzó a reír)pues estaré encantado.Cuenta conmigo para lo que quieras.Pero esto lo vas a superar.
-Muchas gracias Luis,te portaste genial conmigo,no lo voy a olvidar.Era la primera vez que me dío tan fuerte.Suelo vmitar y tener jaquecas pero ayer y esta mañana me di cuenta que ya se acabo porque ya me lo esta reclamando una parte de mi cuerpo y no quiero dejar de ser yo.
Le dí un beso en la boca.
-Muy bien Helena,lo vamos a superar juntos,no va a ser un camino de rosas,pero me tendrás a tu lado 
¿Saliste hoy un rato a la calle o a clase?
-Salí donde Mari a desayunar,porque no me apetecía hacer nada,estuve repasando algunos trabajos,y no fui a clase,porque aún titubeaba un poco por todo lo que ha pasado,pero estuve a punto de hacerlo.Mañana iré.
Nos quedamos dormidos hasta eso de las siete o siete y pico,ni siquiera vi el reloj.
-Me voy a pegar una ducha ¿Me acompañas?
-Si,cojo la ropa y voy.
Mientras nos enjabonabamos el uno al otro le comenté a Helena.
-Hoy conoceras a Mícaela,la casera,que toca pago.
-Ui ,pues yo tengo que pasar antes por un CajaAstur.
-No te preocupes,hay uno de esquina cerca de la tienda de ultramarinos,te acompaño y venímos.Además tu aún no la conociste.Yo la llamo la mujer de las dos mil canas.
-¿Por?
-Dice que se tiró toda una mañana en el espejo contandosé una por una de su cabellera nevada.Te va a caer genial,es una mujer encantadora,para lo que paso en la vida...Esta sola y vive solo de los alquileres.
-Vaya que triste...
Cuando nos secamos bien del todo y nos pusimos la ropa marchamos rumbo al caja Astur,para que tanto Helena como yo cojiesemos el dinero para pagar a Mícaela.


Texto:El Hombre Percha 

PRÓXIMO MIÉRCOLES -PARTE 13-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada