El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

miércoles, 15 de mayo de 2013

El fin de los días como seres húmanos...

El fin de semana anterior realice un viaje en coche hasta Cuenca.Suelo ir bastante a menudo a la ciudad de las casas colgadas,y aprovecho para animaros a todos aquellos que no la hayan visitado y tenga la oportunidad de hacerlo.
Lo más degradante y bochornoso del trayecto,que aún recordándolo a día de hoy me pone los pelos de punta,ocurrió en uno de los tramos que pasa por la A-4;en concreto,en uno de los carriles inverso a nuestro trayecto.
Un coche,con el motor ardiendo y los ocupantes en la parte trasera del coche yacía en medio de la calzada,a riesgo de explotar.Afortunadamente,consiguierón escapar del interior del vehículo(Algo que no pude percibir en un primer instante)Inmediatamente,comencé a llamar a la policía,al poco tiempo,un coche que venía detrás estaciono junto al nuestro y a voces el ocupante se dirigió a las personas del coche siniestrado.
(En estos momentos,pensaba que los viajeros aún permanecían en el interior)Hasta que oí una voz que decía que estaban bien,que ya habían realizado una llamada solicitando ayuda.Lo escalofriante,en cifras,fue como apróximadamente una veintena de coches que circulaban por el mismo carril paso de largo del vehículo en llamas.
No se ni que comentar al respecto,porque aquel suceso,en su momento me voló la cabeza y tardé un buen rato en poder digerir lo que había visto.Y ahora que escribo estas líneas lo rememoro de la misma forma,
no se...quería decir algo,no se exactamente qué...ni si era correcto o no,pero claro cómo se puede decir algo cuando ya no se entiende nada...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada