El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 15 de octubre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Capítulo 37

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 37- 
-No...,si esta muy bien todos esos juegos mentales que te traes entre mano;incluso,es más que probable que te quieran en alguna Cátedra(Risas)
-Pues eso...te voy poniendo al día de mis actualizaciones(Risas)Bueno,muy rico el cocido,eso no cambia nunca;y como debe de ser,hay cosas que es mejor que no cambien con el tiempo y tu cocido es una comida atemporal...
-Anda vete a echar un ratin la siestina,que ya estas divagando y vuelves a la carga y yo tengo que cerrar...Pasate cuando quieras Luis,me alegro que estés otra vez por aquí,cuidate mucho y que te cuide mucho la gente con la que te rodeas(Me dio dos besos) 
Salí del bar y ahí seguían,recogiendo manteles y platos y unos cuarenta y cinco minutos más que soportar fuera de la jornada laboral...
Cuando llegué al  piso me fui directamente a la ducha y luego a la cama,como si pasase por una cadena de montaje.Puse el despertador a las siete y dormí del tirón;con resignación,por tenerme que reenganchar dentro de un par de horas al día.Sonó el despertador y me aparte esa selva de mantas y sábanas que tenia desperdigadas por mi cama y que iba cogiendo y apartando en función del frío que hacia en la casa.Llevaba el piloto automático hasta el lavabo,me lave un poco la cara,me mire al espejo,pensé "Qué pena de muchacho,que cuerpo más tristemente malgastado",fui a mi habitación me cambié las mudas.Eso era lo peor,el frío te entraba por todos lados,como en una cornisa abierta,pero si lo haces rápido y no lo piensas...Molestarte,te va a molestar igual...pero de la otra forma caes en la tentación de quedarte pájarito y atrincherarte en tu almohada y hacer vida de cama.Así que lo hice con decisión lo más rápido que pude,cogí mi chaqueta y fui marchando para el cajaAstur a sacar las perras para pagar a Mícaela.Pues le debía la mitad del piso,unas 25 000 pesetas,de las otras 25 000 que ya le había dado aquella compañera de piso de la que ya solo quedaba su olor en su casa y algún pelo en el sofá de Mara:Helena.
La visite y me respondió tras la puerta con una sonrisa de oreja a oreja.
-Aquí te traigo,el alquiler.perdona por el retraso...
Lo guardó rápidamente en el salón y sacó dos tazas.
-Luis,cuantas ganas tenia de hablar contigo hijo mio.Me enteré de todo,porque vino Helena a contármelo,de lo de tu padre,de tu coma en el hospital.
-Helena ya no vive conmigo,así que te pagaré yo el alquiler integro.
-¿Qué dices home?¿Pero eso?
-Decidió marchar,desbordada un poco por todo lo que había pasado,supongo no lo sé.Pero respeto su decisión,aunque...nose como estará,porque tenía problemas de salud.Es lo que más me preocupa,pero no se donde esta,se fue para desaparecer,solo dejó una nota que hacia referencia al pago del alquiler,pero no supe nada más.Lo mismo se marchó a Gijón,tenía familia allí...no sé,lo mismo la vuelvo a ver algún día,en otro momento,otras condiciones,mejores o peores que estas...Pero bueno no te preocupes,que yo del piso no me voy a ir(Sonreí)
-¿Bueno y tu como te encuentras anímicamente después de todo esto?
-Yo estoy...ni fu ni fa..acabó de salir hace dos días de un hospital,y bueno...Mira el haberme vuelto a poner en contacto con los compañeros,me vino genial.Me dio vidilla el volver a agarrar el hollín con las manos,el forcejear de los carros,el sonido de los picos chocando su cabeza contra las rocas,la humedad y el polvo rocoso de la beta...En ese aspecto lo echaba de menos.Todo lo demás,pues,en el hospital si que le dí vueltas varias noches,pero son cosas que se me escapan de las manos...y es así.Ahora estoy un poco más alejado de tener los pies en el suelo,y creo que me vendrá bien por una temporada.(Sonreí)
-Me alegro volver a verte,por lo poco que se sabía de ti,se había creado bastante incertidumbre y no sabía muy bien si te volvería a ver y en que estado.(Una lágrima cayó por el balcón de uno de sus parpados)Le dí un abrazo, y le dije-Bueno,pues ya estamos aquí,ya me volverás a ver poniendo las cuentas al día y gracias por la paciencia y por tu comprensión durante estos días  de impago.
-No digas tonterías home,si eres pa mi como un hijo 
-De alquiler (Sonreí)Bueno que tenga buen día
-¿Y que harás ahora?
-¿Ahora?¿Esta tarde?
-No,¿Qué harás con tu vida?
-Intentar encauzarla con calzador,pero de momento voy me voy a dar una vuelta por ella a estirar los pies(Sonreí)
-Ten cuidado,Luis,no te quiero ver que acabas mal.
-No si mal ya no puedo acabar,regular en tal caso....
Me dio un beso y un abrazo y me atuso la chaqueta y me miró como una madre mira a un hijo apiadado de el.
-Bueno...Hasta luego.
Cuando salí pasé por la tienda de Lisio a comprar un par de litros de cerveza.No pudimos hablar mucho tiempo,porque tenía clientela.Pero me preguntó que tal me fue la reinserción al trabajo,a lo que le respondí,que lo andaba esperando como lluvia estas tierras.
Caminé hasta el Naranco y me fui a mi rincón particular,"Mi infierno verde"No me importaba mojarme el culo,con tal de ver las luces de la ciudad mientras me pillaba un buen ciego con el alcohol.Me quedé dormido,un buen rato.No se ni que hora era,abrazado a la botella,me incorporé como pude y fui caminando hasta la carretera,intentando no pisar ningún charco por el camino.Estaba helado de frío y el ciego que llevaba junto a la niebla,hacia la visión de la carretera bastante borrosa.Y fui carretera abajo,intentando encontrar lo antes posible,algún indicio que me fuese familiar del trayecto,hasta que por fin llegué a las primeras casas y caminando más tranquilo y tiritando me metí de nuevo entre los bloques y soportales que escoltaban mi piso.Cuando llegué y tras un par de intentos de abrir la cerradura,llené de agua caliente la bañera y me quite toda la ropa húmedecida y empapada por el clima.Fue un alivio caer sobre esas aguas pues estaba tiritando y con los moquillos sobre el bigote de mi cara.En cuanto empecé a notar algo tibia el agua salí,me puse el pijama y me dispuse a dormir,cayendo rendido entre el nicho de mantas.
Al día siguiente me levante con tos,moquillos y la garganta irritada y algo confuso con la resaca,vi el reloj y eran las cinco de la tarde.No tenía prisa por hacer nada,de hecho ningún plan tenía.No me apetecía nada,solo que pasaran estos días para el lunes volver a la mina.
Me incorporé y me hice unas sopas.No se me da bien vivir solo.Soy bastante anarquico en cuanto a horarios se refiere,si no tengo un plan al que agarrarme,dejo caer las horas del reloj lo más rápido posible.El televisor encendido que más que compañía,hacía parecer que la casa se haya habitada,por un muchacho resacoso un sábado por la mañana.Días que arrugas y tiras a la basura,del salón a la cama y de la cama a la cocina.Con un televisor alumbrando tu soledad,de la que vas teniendo consciencia a medida que va pasando la mañana y con ella la resaca, y de la que para no permitir su libre flujo vuelves a regar con alcohol,para dejar la mente anestesiada,sin pensar en nada,desparramado en el sillón,esperando la cena,y la noche,que se me hacen demasiado grandes sin un cuerpo en mi colchón.Y ahora con la niebla en mi alma y lágrimas que hacían el verde de mis ojos acuarela y el frío que moraba mis labios fui sorteando el primer fin de semana de ¿Una nueva vida?Um....quizás el termino vida se quedaba demasiado grande para lo que estaba viviendo en estos días...pero que al fin y al cabo de mejor o peor forma arrastraba por los suelos anclados a mi alma errante


Texto:El Hombre Percha
 PRÓXIMO MIÉRCOLES-CAPÍTULO 38-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada