El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 22 de octubre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Capítulo 38

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 38-
Llego el lunes y su fría madrugada,los huesos congelados,húmedecidos en el alcohol del fin de semana.
Desayuné un café y dos tostadas,me cambié a prisa,y al bajar a la calle pude tocar la niebla con mis manos.
"Vaya fin de semana más perro había tenido",pensé.Necesitaba trabajar como modo de distracción y la minería como forma de vida,sentir el apego de mis compañeros y cumplir con otro día más.De momento,con eso me conformo,luego ya buscaremos de nuevo la felicidad,porque perece aleatoriamente a lo largo de la vida,junto a los demás estados de ánimos.Tampoco quisiera ser siempre feliz porque me aburriría y creo que me daría un poquito de asco a mi mismo.Ni tampoco ponerme el sombrero espeso de la soledad y el traje de la amargura para desfilar por la pasarela que llevará al fin de mis días.No.Ni una cosa ni la otra.
Al llegar a la furgoneta me recibieron los compañeros con un ramo de abrazos,todavía no se les había pasado la fiebre de que hubiese vuelto al equipo y yo todavía estaba anestesiado de ilusión,de ganas de volver a retomar de nuevo algo que ya había hecho,empezando desde otra coordenada y con la visión distante.que te da reiniciar el alma.
Hoy me encargaría del pico,ya lo echaba de menos,los dedos encallados.Es una herramienta muy desagradecida,porque dejas de trabajar con ella unos días y le cuesta horrores volver a reconocerte.
Suerte que estaba Nerio y me hacía un poco de guía.
-Estoy un poco despiste estos días,lo siento no me lo tengas en cuenta.
-Ya te veo,ausentado de la vida...Pero bueno,te volveremos a ver algún día ¿No?Y si puede ser más pronto que tarde.
-Claro,estoy en el camino.
Estaba en un camino,eso era cierto,pero no sabía a dónde llevaba,asi que me concentre en hacer mi trabajo y pensar en que cada pensamiento era una piedra que picaba.
Cuando acabamos la jornada,volvimos todos para casa.En silencio,cubiertos de fatiga.
Pasé por donde Mari a comer.Me apetecía una buena sopa y unos escalopines.
Cuando llegué,aún quedaba gente comiendo,rebañando los restos.Era un detallé que siempre dejase abierta la cocina hasta un poco más tarde,los días que llegaba con las tripas resentidas,que no eran pocos.
-Home Luis,¿Qué tal?¿Qué va a ser?
-Pues,si se puede una sopa y unos escalopines al cabrales,sino lo que tengáis de comer.
-No te preocupes ahora mismo te los frio y te saco el cazón con la sopa.Por cierto ya tienes compañero de piso.
-No aún no,creo que me quedaré una temporada solo.
-No,no era una pregunta era una afirmación.¡Sandra ven acá!
Era la nueva camarera,mire hacía abajo y Marí dijo:
-Mira,este es Luis,tu nuevo compañero de piso.
-Hola encantado
-Igualmente,¿Ya estuviste el viernes por aquí no?Que te vi hablando con Mari ¿Eres el chico que estuvo en coma unas semanas?
Me quedé perplejo-Si,¿Y tu que tal todo bien?Te sabes mejor que yo mi vida
(Sonrío)-Es porque Marí te tiene mucha estima y no paraba de hablar de ti.
-Ahmm.Bueno pues si quieres como en un momento,y luego te enseño la casa.
-No,te preocupes,a mi aún me queda la loza y la barra y recoger un poco el suelo así que tranquilo,me dijo Mari que eran 25 000 ptas para la casera ¿No?
-Sí,eso me lo das a mi o vamos un día a su casa para que te conozca y ya se lo das a ella.
-Vale,luego subiré que traje en el coche un par de maletas.Soy de Avilés y para no estar yendo y viniendo,además así me puedo echar un ratin la siestina en lo que cerramos de la comida y abrimos para la cena.
-Vale,pues hasta ahora,
Cuando se marchó me dijo Mari.
-¿Qué?¿Acerté con tu nueva compañera de piso,eh?
-¡¿Pero tu que le has dijiste?!
-Pues nada que eras un chico muy majo,que buscaba compañera de piso,que te cayó muy simpática el otro día cuando viniste,y bueno como no se te vio el pelo en todo el fin de semana,ya fuimos planeando nosotras la mudanza,pero vamos si quieres le digo que no tenías pensado alquilar la casa,que querías vivir una época de hermitaño y sería una pena porque la chica ya había traído sus cosas,y es bien guapina.
-No,no le digas nada,que si,que se venga,que no pasa nada.
(Sonrió)-No hace falta que me des las gracias,ah y por cierto,no tiene novio.
(Me sonrojé)Y le dije:Bueno ya acabé la sopa,a ver si se te van a enfriar los escalopines que fríos no valen nada.
Y marchó riéndose.Hombre la verdad que me hacía un favor,nada más el hecho de llegar a casa y no encontrarte ni una luz,y desde luego la muchacha viéndola te alegraba las mañanas.Otra vez con compañia,no era mi mejor momento.Quizás debería quedarme un tiempo más con Soledad,pero es que Soledad,no me hace palpitar,así que se tendrá que esfumar,al menos a nivel de la cohexistencia que supone compartir un hogar.Cuando acabe los escalopines,esperé un ratin a que Sandra acabase de recoger.
Mirando al suelo con timidez,mirándola a ella de reojo y mirando a Mari devolviéndome sonrisas de complicidad,y yo pensando "Ay que poquito me gustan estas cosas"
Cuando hubo acabado,nos despedimos de Mari
-Te veo a las 8 Sandrita y tu Luis te veo cuando quieras,que siempre eres bienvenido.Tratamela bien ¿Eh?Que ella me cuenta todo
(Sonreí)No te preocupes,que haré todo lo posible para que se encuentre cómoda.
Fuimos hasta su coche y saqué dos maletones hasta arriba de ropa.
-Oye y tu estos días al terminar de recoger y luego al abrir ¿Qué hacías?
-Pues había días me quedaba con Marí viendo la tele que tiene un cuartito al lado de los servicios,al fondo y nos quedabamos casi traspuestas en el sofá y luego cuando acababa de nuevo a Áviles.Así que le comenté que buscaría piso,para no gastar tanto en gasolina y marcharme solo los fines de semana y me habló de ti
-Ah...Bueno pues mira,ven te enseño el piso que esta al lado.Colocamos las cosas y que te de tiempo de descansar un rato hasta esta tarde.
Abrí la puerta y lo primero que hice fue llevar las maletas a su habitación.
-Este será tu cuarto,esta todo limpio solo tienes que amoldar tus cosas a ellas,con total libertad y hacerla tuya.Darle tu personalidad,que las habitaciones estériles son muy tristes.Me voy a dar una ducha para quitarme el carbón de encima y ahora vengo y te echo una mano.
-Vale.
Cuando acabé de bañarme fui a su habitación y ya tenía casi vaciada una de las maletas,con un par de pantalones y camisas colocadas en el armario,algunas sudaderas y algunos objetos de aseo en la mesilla.
Cogí la otra maleta y empecé a meter más ropa de abrigo en el armario.
-¿Así como lo coloco te parece bien?
-Si ,no te preocupes
(Sonreí)-Ese no te preocupes¿Qué significa?¿Qué luego ya lo colocaré yo a mi manera?
(Se reía)-No,no si esta mejor doblado que en una tienda,yo soy bastante más desordenada ,no te asustes si ves en mi armario un par de camisas sin doblar o algún pantalón por la cama.
-Vale.
Al vaciar la ropa de abrigo,me encontré debajo con ropa interior
-Bueno esto,colocalo tú mejor ¿No?
-No,no colocalo tu si lo estabas colocando divinamente¿O te da vergüenza?
-No,bueno,me gusta preguntar nada más
Le coloque los sujetadores y bragas en el cajón de abajo,tenía una buena copa,aunque de eso ya me había dado cuenta al verla.
-Bueno ya esta todo,mira si te quieres pegar una ducha aquí esta el baño.Si necesitas gel o champú o cualquier cosa puedes cogerme.
-No,si he traído de todo(Sonrío)Gracias Luis
-Yo me voy a dormir,que me estoy tambaleando ya,luego te veo o lo mismo no y sigo durmiendo.En cualquier caso esta noche hablamos un ratito más ¿Vale?
-Vale,que descanses
Me dio dos besos,me despedí de ella y me metí bajo las sábanas

Texto:El Hombre Percha
 PRÓXIMO MIÉRCOLES-CAPÍTULO 39-


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada