El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 29 de octubre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Mínera-La Novela de El Hombre Percha-Capítulo 39

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 39- 
Me acababa de levantar,vi el reloj y eran las 19:20.
-Sandraaaa(Dije con la voz un poco tocada)Con el fin de comprobar si todavía andaba por casa o ya se bajo al bar.Lo pregunté un par de veces más y al no recibir respuesta era evidente que se había bajado ya al bar.Así que me arranqué las sábanas del cuerpo y me fui al lavabo tambaleándome.Me quite las legañas,me cambié y para dónde Lisio a por unas botellas.Bueno,mejor dónde Lisio no,iré a otros ultramarinos que están al comienzo del paseo del Naranco.Porque,ya nos conocemos,y un cliente que siempre compra bebida,llama demasiado la atención como para no ser mentado en alguna conversacion de barrio.
Así que entre en la tienda y le pedí al hombre una bolsa con cinco botellas,para tener siempre provisiones en casa y camino del Naranco.De ese paraíso tóxico para mi salud que me había construido.Y sentado,viendo como la noche iba cubriendo a la tarde,y cuando ya tenía el culo lo suficientemente húmedo y calado y la cabeza suficientemente nublada,era momento de bajar,con una sonrisa entre los dientes.
Y regresas a casa,a matar el día con un baño y una comida.Y otro día que se va por el retrete.
Cuando llegué a casa vi a Sandra que me había traído un bocadillo del bar y estaba colocando la mesa para cenar.
-Ala ¿Y eso?
-Porque me imaginé que no habrías cenado y digo bueno se lo llevo por si tiene hambre y sino me lo como yo.
-Tengo hambre,pero ¿Te lo quieres comer tú?
-No,con uno tengo más que suficiente
-¿De verdad?
-Si,no te preocupes.
-¿Te fue bien la tarde?
-Bueno,hubo poquita gente la verdad,los mismos gatos de siempre
-¿Y tu que hiciste?
-Me fui a beber unas sidrinas al Naranco
-Ahmm.Lo de ir a beber,no se porque pero me lo imaginaba,lo que no sabía era que te fuiste hasta allí arriba.
-Si,me gusta,a veces desaparecer por ahí por la Naturaleza.Aunque llegue a casa echó un Cristo.
Me recuerda un poco a mi infancia,que me la pasaba todo el día en la calle jugando al balón con unos y con otros,y llegaba a casa mezclado entre sangre,sudor,barro y golosinas y alguna que otra vez una lágrima.Ahora el balón se desinflo,como mis sueños,y lo cambié por una botella.Ahora juego solo y me hago trampas...Pero no necesito más,cuando estas sentado con tus pensamientos en medio del campo,apoyado en un árbol y una sidrina.A veces,todos esos edificios,esas grandes creaciones,la industria todo eso,los cableados de la calle ,en fin;toda esa modernidad,nos ciega,nos toma cosas más sencillas y más bellas,y le restamos importancia.No tenemos el mínimo interés por ser autosuficientes,eso estaría bien.
Puedes ver un edificio de Hormigón y cemento cerca de unos jardines,llegando a aberrar muchas veces el paisaje y ese edificio lo único que hace es tapar un paseo con un riachuelo en dónde se encuentra una pareja desparramada por el suelo revolcandose como una croqueta y bajo la única protección de una manta,pero no lo ves.Porque las cosas que el hombre considera como evolución enturbian la vista,y te aparta de las cosas importantes.Te confunde,porque a veces te paras a pensar y te preocupas por cosas que;si lo analízas profundamente,te importan una mierda,lo que pasa que a base de machacartelo.Pues es como una contaminación;por ejemplo,mucha gente piensa en las hipotecas,todo el mundo quiere tener su propia casa.
Es curioso porque de pequeño me pregunta como era posible que un terreno perteneciese a una entidad o a una persona,que había venido a este mundo en las mismas condiciones que yo;es decir,ninguno de los dos nacimos con las escrituras de una porción del planeta que es comunitaria.Por cierto,por dónde iba...a veces me despisto.
-Me estabas hablando de las hipotecas...
¡Ah sí!...Le pegué otro morreo a la botella,y seguí
-Pues eso,empiezan los agobios,las frustraciones.Todo por el hecho de querer tener tu propio suelo,la familia se resquebraja gracias al dinero,el invento más catastrófico de la humanidad...
Nadie piensa,oye,porque no me busco la vida,me construyo un pequeño chamizo,me hago un pequeño en el suelo,cerca del río o del mar,porque el agua es vida.Eso es algo importantísimo,que la gente pasa por alto,"El agua es vida"-Remarqué la frase.Tienes un banco de alimentacion,puedo ser autosuficiente¡Lo conseguiste!Esas cosas no se enseñan en la escuela,los niños cada vez salen menos a tener contacto directo con la naturaleza,cada vez seremos más inútiles y más dependientes,y es lo que quieren.
Cuando unos cazadores capturan a un tigre,y lo separan de la madre:pequeño y recién nacido.
Y lo cuidan,lo limpian,le cortan hasta las uñas,le dan de comer.Ese tigre cuando salé a la intemperie no sabe hacer nada,esta atrofiado,no sabe defenderse.Pues eso hace la sociedad y el dinero con nosotros.
Ya solo me quedaba un culín en la botella,me lo tomé,recogí mi plato y las migas y me despedí de Sandra.
-Me voy a dormir,descansa,perdona por la charla...hasta mañana.

Texto:El Hombre Percha

 PRÓXIMO MIÉRCOLES-CAPÍTULO 40-

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada