El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 12 de noviembre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-Capitulo 41-

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 41- 
(Sonó la alarma del despertador de Sandra)
-Bueno,Luis cariño,me tengo que ir a trabajar...
-Espera que te acompaño,dame un segundo
-No hace falta,de verdad
-No me cuesta nada,además yo ahora iba a salir a dar una vuelta por el parque de San Francisco.
-Tu veras..
Me fui a mi habitación a cambiarme,y en el baño me mojé un poco el pelo,para manejarlo mejor y quitarme alguna que otra legaña,testiga muda de la siesta.
Cuando volví a la habitación de Sandra,ya estaba preparada y solo le faltaba coger el abrigo y el bolso en la entrada.Salimos los del piso y le acompañe hasta donde Mari,que estaba relajadamente viendo la televisión sentada esperando la próxima ración de clientes.
-Bueno,me voy por San Francisco a dar una vueltecita a ver si me despejo algo que todavía tengo alguna raíz echada en los sueños.Os veo a la cena,que tengáis buena tarde
-Hasta luego Luis,pásate sobre las once,ya de tarde,que estaremos acabando la faena y cenamos juntos.
-Luisito te veo luego,abrígate.
Salí del bar y estuve merodeando por los túneles que dan a las vías del ferrocarril,subí las escaleras y me fui camino a la Gran Vía.Había gente por la calle,muchas viendo escaparates otras en las cafeterías merendando chocolate y churros.Me gusta caminar frente al viento,me barre las ideas y los pensamientos y a veces hasta me arropa,con abrazos fríos y sinceros.
Cuando llegué a San Francisco y pasando su estanque ,busque un banco recóndito a esta civilización y solté lastre de pensamiento,como el que afloja el cinturón de un pantalón.
No pensé nada,simplemente los pensamientos pasaban por mi cabeza como slogans publicitarios entre mezclados.Tuve un resentimiento hacia mi padre,por la cantidad de cosas de forma involuntaria que se estaba perdiendo  de mi vida,no sabría que me diría si me encontrase tan perdido,dando tumbos por la vida.Soló tenia un trabajo al que me aferraba a el como un clavo ardiendo,hubiese más ganas o menos ganas de trabajar en el día ,procuraba llevarme a casa la misma cantidad de hollín todos los días.Eso era un buen baremo de como había ido el trabajo.Me cosí a mi mismo la herida y pensé-Bueno al fin y al cabo,hacia ya tiempo que no os veíais debido a los kilómetros,si es verdad.Pero sabía que el estaba allí,no me hacía falta tener el arropo de una persona físicamente para saber que esta ahí,es una parte intrascendente para mi,lo que importaba es el sentimiento que nos teníamos el uno al otro.Lo sigo teniendo,pero a dios le da por cortar ese cable invisible que teníamos,a dios o al destino,o a la suerte,porque ambos acaban obrando en la misma dirección.Y tu sin saberlo,porque a mi nadie me ha preguntando si quería venir a este mundo.
Quizás si en el útero me hubiesen puesto un trailer a modo de adelanto de lo que va a ser todo esto,te piensas un poquito más el salir o no.Eso no lo tienen en cuenta los dos tortolitos que se acuestan y lo que conlleva la paternidad,y todo el vendaval que vendrá después y dará un vuelco a sus vidas.
Pero ciertamente,el vendaval es recíproco cuando se da a vida y se introduce a un nuevo individuo en esta...hay quién lo llama sociedad,porque son un grupo de personas de individuos que conviven mutuamente y comparten una misma cultura..Convivir mutuamente,no lleva implícito la empatía con el prójimo seguramente si lo lleve en conceptos más primitivos como una manada o camada,aunque no haya sentimientos y todo se haga por instinto.¿Qué es mejor actuar por instinto de forma consecuente a nuestras leyes naturales con uno mismo y con el resto de individuos o tener la capacidad para moverse mediante sentimientos,con lo bueno y malo que esto conlleva?
Solo etapas que se pasan en la vida y que la cerraremos en círculo,nosostros en forma de herida,los árboles en forma de años.
Me levanté porque tenía ya las piernas medio adormiladas por el frío y la humedad y me fui a una cafetería que había en la esquina.Era pequeña pero incluso había gente charlando de pie bebiendo sus tazas.
Pedí un batido de chocolate y dos sobaos para acompañar y meter algo en el cuerpo.El café me sienta mal,me acelera y con los horarios de vida que llevó no me haría un favor,y luego están los tranquilizantes.Yo me revoluciono en la mina,es el escenario de mi vida,es mi casa sucia y desordenada.Cuando se levanto una pareja de una de las mesas me senté enfrente de una de las ventanas que daban al exterior,apenas veía nada con los cristales empañados,la gente a mi alrededor hablaba.
Una chica me pidió si podía usar una de las dos sillas que estaban en mi mesa,y me volvió a recordar que estaba solo.
-Claro,toma yo no la voy a usar(Sonreí)
Y yo pensaba,ya no hay nadie que te coja y te vea por ahí solíno y te diga -Hola¿Podemos ser tus amigos?
Aislemos al individuo en cajas de hormigon,se llamarán casas.
Acabe el batido,porque me estaba deprimiendo y me fui a ver a Sandra y Mari a ver que tal les iba la jornada.Cuando llegué ya estaban poniendo las primeras mesas.Me quede en una de las esquinas de la barra y cuando pillé a Sandra con las manos vacías le pedí un mosto.
-Vamos a tardar un poquito en cenar,porque ahora esta llegando la gente,si quieres ir cenando tu
-No te preocupes,os espero,yo me quedo por aquí sin molestar a mi bola y ya esta.
Me estuve dando cuenta ,mientras tanto,que no se esperar en un lugar,sin que se me note que estoy esperando.Bebes un trajo,hojeas un periódico,le echas un vistazo a la televisión con el ceño fruncido de incredulidad,como si te importase lo más mínimo de lo que están hablando.Hasta que al final,se fue marchando la gente y casi mis ganas de cenar y mientras Mari recogía la cocina nos puso un cuenco sopero a Sandra y a mi.
-¿Qué tal fue el día?
-Bien,un día más ¿Y tú la tarde qué?
-Bien,por ahí dando tumbos,me voy a agarrar alguna afición.
-¿Porqué no te pones a tocar en un grupo?En Áviles hay bastante movimiento joven ahora,más que aquí que pegas cuatro gritos y ya te están llamando la atención.
-Pues,nunca se me habría pasado por la cabeza,pero debe ser un desahogo tocar junto a un grupo,dar un concierto,ver como las canciones van sonando...Aunque como todo,no es un camino de rosas.Pero sería una buena forma de matar las tardes.El domingo me paso por el mercado del Fontán a ver si saco algo(Sonreí)
-En Avilés,la pandilla con la que salgo yo tenían un grupo y estaban ahora ensayando en un piso ocupado con otro grupo.
-¿Y que música hacen?
-Bueno,acabarán haciendo algo que suene parecido al rock,el que más entiende es el guitarra que se la compró hace unos meses,pero los demás están un poco perdidos,están buscando bajo,que es como una guitarra pero más grabe
-Bueno a mi me da igual,mientras tenga un sonido potente,te echas ahí unas canciones y te quedas más a gusto que díos seguro.Pues ya me los presentarás,pero bueno(Sonreí) Estamos vendiendo la leche,antes de sacarla.El domingo voy al Fontán a ver si tienen algún bajo de segunda mano,que sea baratito por si luego me canso de él.
-Estaría genial,y si te quieres venir algún fin de semana a Avilés te puedes quedar en mi casa,si al final tira la cosa adelante con el grupo.Yo te presento a los chavales que son todos majísimos.
-No pero esto,ya más para adelante,que por lo menos sepa donde se ponen las manos,no quiero hacer el ridículo.
-No,te preocupes que ya te digo que ellos no llevan mucho tiempo,y si te ves así un poco pillado le preguntas al guitarra y le sigues.
-Vale.
El caso es que me pico la ansiedad,me empape de ilusión,pensando cosas que aún quedaban muy lejos o directamente no ocurrirían.Pero soñar es gratis y ya el rollo de estar con gente haciendo ruido resultaba bastante divertido.
Cuando acabamos de cenar,Sandra estuvo barriendo las el suelo,yo quitando los manteles y tirándolos a la basura con cuidado,de que no se me cayesen mucho las migas,porque si ocurría Sandra me daba un escobazo en los pies,a modo de advertencia y Marí con lo que quedo de sopa frente al televisor como única compañia.
Acabamos y nos fuimos los dos a casa,primero,se pego una ducha Sandra y mientras yo me cambiaba y sacaba el peto para mañana y ya una vez estuve en pijama,bajé las persianas.
Sandra apareció con su toalla aún en el pelo
-¿No te vienes a dormir?
-(Me quedé pensativo)¿A dónde?
-Pues a mi cama,como esta tarde.
-Ah,no,bueno es que esta tarde me sentía un poco mal y te agradezco que me abrazases pero no te quería molestar.
-Ah pues si no vienes tu voy yo
Y con esto se metió dentro de mi cama y buscando un hueco se puso encima mio y me beso los labios,parecía que ninguno de los dos tenia intención de parar ahí,y no nos detuvimos hasta que acabamos impregnados,ella con mi olor y yo con el suyo arropados y abrazados hasta que volviese el sol con un nuevo día

Texto:El Hombre Percha

PRÓXIMO MIÉRCOLES -CAPÍTULO 42-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada