El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 26 de noviembre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La novela de El Hombre Percha-Capítulo 43

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 43- 
Se presentaba una semana interesante por delante en cuanto a dinamismo se refería.A pesar de las mañana bajo tierra impregnadas en hollín,los madrugones y las palizas se contrastaban con los revolcones que nos pegábamos Sandra y yo en la cama,las ruidosas tardes en las que mis torpes dedos intentaban coger familiaridad con el alargado palo de madera que servía de autopista a las cuerdas del bajo, e intentando escribir alguna que otra canción. Sandra me invitó a pasar el fin de semana en Avilés,con el fin de hacer migas con el grupo de amigos que se reunían en unos almacenes a hacer ruido cada fin de semana,e intentar cerrar así la formación.Por ello me compre un cuaderno,donde escribiría todo lo que se me viniese a la cabeza durante la semana,para no irme de rositas,enseñarle alguna de mis letras y quién sabe sin empezar a montar ya algo con lo que había.
Escribí,no se si llamarlo canción,palabras sueltas,o simplemente un texto más o menos conexo a la temática de la adicción a las drogas.La llame Heroína y versaba así 
"Te conocí hace 10 años...no solo me los arrebataste
sino que me los echastes encima
escupiéndome a la cara arrugas,manchas y canas
Viajo solo con mi sombra,en busca de mi amada 
ya no existe el tiempo,solamente la distancia  
Cuando te conocí la primera vez te vomité 2 veces
y juré que nunca jamás...
pero las hiedras de mi organismo te arrastraron a mi corazón
donde aún vives anclada
y tu carguero no solo esta óxidado sino que oxidó todo mi corazón
y se extendió como pez que tiñe de negro a la mar por los rincones de mi entidad
Durante todos estos años,lo he perdido todo,he rozado la libertad
desde el interior de una jaula que cada día me hace enfermar un poco más
Me amputé los sentimientos,para no tener que sufrir más
estaremos siempre juntos,hasta que la muerte nos separé, como amores verdaderos 
aunque sin bodas ni invitados,pues algunos me dieron de lado y otros se marcharon contigo hace tiempo ya.
Me lanzáis miradas de desprecio,cuando por las calles me veis pasar
en busca de algo de comida y aún con ropa por lavar.
Pensáis que me doy caprichos y solo me intento curar 
ya no me quedan venas,ya no me quedan lágrimas
las malgaste todas contigo
como cartuchos de munición
que en prácticas de tiro se malgastan  
Se esfumarón todos mis sueños,de un plumazo callerón mis ilusiones, yo que quería llegar lejos...
las estrellas solo existen en el cielo y en el fondo de la mar.
Aún te llevo colgando del brazo
como arpones que cuelgan de mi alma
 Si no te tengo a mi lado, mi cabeza es un tormento  y mi vida un calvario 
¿Díme que veneno me has dado?Pues ya no te puedo dejar,
caminaremos siempre juntos de la mano
por turbios parajes hasta que me veas llegar a la estación del deceso
sin equipaje,ni pertenencias,ni lastres que me puedan atar a este mundo del que ya estoy cansado
tan solo con un ticket en la mano hacia un sueño sin final"

Y una vez tuve el boceto final se lo enseñe a Sandra,aunque sospecho que ya ella iba leyendo algo entretanto algo de lo que iba plasmando,pues me daba la impresión que por las noches de vez en cuando,mientras yo estaba en el salón con el bajo viendo el televisor,abría el cajón donde se encontraba aquellas palabras que mediante una tirolina invisible bajaban de mi cabeza y se estrellaban contra el papel.
-Es por Helena,la letra ¿No?
-No.No sé...a lo mejor tiene algo que ver lo que viví con ella,bueno más bien lo que ella vivió de forma quizás desmesurada.Tampoco es algo que tuviese en mente,sino que las palabras como ladrillos y los borrones como cemento fueron construyendo esa temática...
-Esta muy bien,además yo creo que al grupo le gustará.Es potente,agresiva.
-Bueno,veremos a ver...Al menos ya me quité este peso de encima,ahora en estos días a coger lo que se pueda de agilidad con el bajo,por lo menos con que acierte una nota entre todo el bullicio me daré por satisfecho.Nos arrecostamos en la cama y según iba cayendo la noche íbamos cayendo nosotros en profundos sueños.Así pasamos la semana,hasta que por fin llegó el sábado.
Con la comida aún en el estomago una maleta y bajo y ampli por el otro lado esperaba a que Sandra terminase de trabajar para irnos a Avilés.Estaba más nervioso de lo habitual solamente por pensar,si encajaría dentro del grupo o lo que pudiesen llegar a pensar de mi,Es difícil convencer en tan poco tiempo pensé,pero bueno tomatelo como una visita turística a Avilés.
Según íbamos por carretera empecé a abrir la guantera de Sandra,que me pidió que le pasase un cassette.No conocía a ninguno de los grupos,todos eran anglosajones,así que decidí coger la cinta en la que saliese la banda con peores pintas.Y la fuimos escuchando hasta Avilés,el bajo apenas se escuchaba pero el ruido que hacían era descomunal,pero era un ruido organizado.Veríamos a ver como nos organizábamos nosotros.
Cuando llegamos a la ciudad ya hacía ya un rato que se había terminado la cara a.
Dejámos los trastos en  el coche aparcado cerca del puerto,menos las maletas,y fuimos adentrandonos en la ciudad,hasta que Sandra paró en un piso.
-Es aquí.
Llamó a la puerta y le recibió con un beso un hombre con las cejas pronunciadas,bigote,pelo cano en su mayoría y la tez enrojecida por la sidrina y el cuerpo algo rechoncho y una mujer que se parecía bastante a Sandra metida en años 
-Son Loles y Manuel.Son mis padres
-Hola encantado
-Tu eres Luis,¿El minero no?
-Si
-El minero y el casero
(Risas)Bueno,no es que el piso sea mio,pero algo parecido por el momento.
-Ah muy bien,pues siéntete como en tu casa.
-Mira vente conmigo que te voy a decir donde puedes dejar las cosas-me dijo Sandra.En esta habitación dormiremos,yo en esta cama,y tu en esta otra que es plegable,pero es muy cómoda.
-Vale no te preocupes,si con un colchón me apaño.
-Aunque tampoco pasaremos mucho por casa...Vete si quieres un rato al salón me pego una ducha y ahora vamos a los almacenes del puerto y te presento a la gente esta.
Según esperaba a Sandra. Estuve haciendo tiempo en el salón con su padre que miraba el fútbol.
-¿De que equipo eres Luis?
-Del Xixón
-¡Muy bien!¡Tu eres de los míos!
-Si además desde pequeño a muerte,cuando veníamos de vacaciones a Oviedo,siempre me llevaba mi padre al Molinon a ver algún partido
-¿De dónde vienes?
-De Extremadura
-De la otra parte,prácticamente,¿Y te quedaste ya a vivir aquí?
-Sí,bueno yo desde pequeño quería ser minero...hace un par de meses murió mi padre y decidí quedarme ya aquí definitivamente y empezar de cero.
-Vaya hombre,lo siento 
-Cosas de esta vida...supongo,que vas haciendo y deshaciendo según te vienen...
-LuIs venga,vámonos que vamos a llegar tarde-Me dijo Sandra.
-Pues bueno,hasta más ver,luego charlamos otro ratín
-¡Ui no creo hijo!Ya cuando vengáis lo mismo estoy dormido.

Texto:El Hombre Percha 
PRÓXIMO MIÉRCOLES -CAPÍTULO 44-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada