El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 3 de diciembre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Capítulo 44

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 44- 
Cuando Sandra terminó de arreglarse fuimos hacia su coche para recoger el bajo y el ampli e ir rumbo a los almacenes que estaba situados en los astilleros donde había quedado con el resto de sus amigos.Podía notar la espesa niebla al andar,la salinidad y las llamadas de gaviotas que impregnaban el clima de Avilés.
Llegamos a unos edificios,la mayoría abandonados,o usados como trasteros de material navío como redes bollas o arpones,que se encontraban a unos metros del muelle.Ya se empezaba a oír algo de ruido,cuando finalmente llegamos a la puerta del local,y Sandra dio un par de golpes 
-¡Paisanuuu!
Se abrió la muerta y con el una humareda de tabaco y otras sustancias que se entremezclaban con el olor de la mar.
-¿Qué tal Sandrina?
-Aquí andamos,a veros un ratin.Mira este es Luis,toca el bajo y le dije que se viniese para acá un día a echar una mano.
-Hola ¿Qué tal?
-Buenas yo soy Paisa.
Me dijo un chico alto,con una cresta en el pelo,desaliñado con algo de barba,de cara huesuda y que portaba una guitarra en una mano y un litro de sidrina en la otra.
-Toma pega un culin.Este es Jairo-Me dijo señalando a un chico corpulento,de pelo rizado y cara risueña,que se sentaba al lado de la batería.-Y bueno estos otros son Sarita y Pelayo.Dos chicos que estaban sentados de manera acaramelada con los ojos rojos en un sofá resquebrajado y con parte de su pelusa desnudada por completo de la tela.
-Pues nada Luis,enchufate por ahí detras del Jairo y tocamos un ratin¿Te parece?
-Ok
Cuando me enchufé y encontré un sonido estridente y acorde con los guitarrazos y golpes que daban,intente afinar de oído o por "el truco de la quinta casilla"que así lo llamaba,hasta que,quizás no estaba bien afinado del todo,pero en conjunto las cuerdas sonaban bien.
-¿Tocamos y nos sigues?
-Vale,a ver que sale(Sonreí)
Comenzaron a tocar y yo me fijé en la mano izquierda del Paisa,a dónde iban,de un lado a otro,las primeras vueltas me costo ir memorizando el recorrido,pero en las siguientes empezaba a sonar de forma más integrada entre el bullicio.Viendo que ya empezábamos a sonar,Paisa se acerco al micro y empezó a cantar.Tenía una tan aspera como una lija.Con el tiempo se me hizo fácil seguirle,pues el noventa por ciento de la canción sus dedos no pasaban de las 3 primeras cuerdas superiores,y como la estructura  de la canción era sencilla a veces incluso se permitía puntear de confusa notas sueltas,pero que no interferían de manera muy disonante con el ruido final.Así estuvimos un buen rato,mirándonos,sonriendo.Estábamos construyendo o destruyendo algo juntos y era una sensación singular y extraña a la vez por la expectación de que saldría de todo esto.
-Ya tenemos bajo(Me dijo Paisa)Si gustas bien.
(Le respondí con una sonrisa)
-¿Quieres cantar algo?
-No he cantado nunca,pero me traje por aquí(Saque de la chaqueta un papel arrugado)Una letra que estuve haciendo esta semana,se llama "El pico".
Pararón de tocar y Jairo salió de la batería,saludándome con una palmada en la espalda y empezaron a chequear la letra,a lo que también se sumaron Sara y Pelayo.
-Ye guapa¿Le tienes hecha música?
-Tenía pensado unas notas que iba tocando con el bajo según iba tarareando la letra.
-Vamos a probar.
Volvimos a la misma formula,solo que esta vez era yo el que tocaba y Paisa y Jairo los que me seguían.Cuando habíamos pillado un ritmo estable,me puse cerca del micro y comencé a despellejarme la garganta vociferando el mensaje de la canción.Tratando de imitar los chillidos,que pego Paisa hace unos momentos.No la llegamos a acabar.A pesar que la repetimos como diez veces.Hasta que fue oscureciendo 
y nos quitamos cada uno de nuestros instrumentos para pegarnos a unos vasos y tomarnos unas sidras.
Según íbamos conversando,íbamos cogiendo amistad y según íbamos bebiendo,cogiendo confianza.
-Pues vente aqui Luis,y te quedas ya con nosotros a ensayar,vente cuando venga Sandra,y te quedas y si necesitas de casa o algo te dejo un sofá y unas mantas ,osea que cobijo no te va a faltar.
-Ya le estoy cobijando yo-Dijo Sandra-Dándome un pico en la boca
-(Sonrió)Cuidao con la Sandrita que es una pájara esta niña.-Dijo Paisa.Nosotros-Prosiguió  echamos aquí el rato los miércoles y los sábados,pero solo te puedes subir el sábado,echamos aquí las horas del miércoles en el mismo día y se acabo.Queremos tocar en el bar de un colega en primavera,ya tenemos montadas seis canciones Jairo y yo y tu podías escribir otras cuantas y además cantarlas para turnarnos un poco y que no me raje yo solamente las cuerdas vocales...
-Por mi perfecto,se me ha pasado volando,el ratin este.El hacer ruido en común ,el bullicio,el saber que estas produciendo un estruendo del copón con otras personas....Uff mola,me ha gustado la experiencia,bastante más que ensayar solo en mi habitación(Dije riendo)
Acabamos de recoger las cosas y una vez que dejamos el bajo y el amplificador en el coche de Sandra,nos fuimos por el centro de tapeo para continuar con el bebercio.Prácticamente haciendo lo mismo a lo largo de la noche en distintos comercios,hasta que poco a poco,uno a uno se fueron marchando y nos quedamos Sandra y  yo solos,con los primeros rayos de luz entrando en su portal.
Calentó un cuenco con leche y lleno un plato con pastas,estábamos bastante apagados los dos,después del día de ayer.Así que no tardamos en irnos a dormir,nos restregamos un poco y nos dimos unos besos de despedida,la verdad que se me hacía pasar la noche con Sandra sin mojarnos las entrañas.

Texto:El Hombre Percha
PRÓXIMO MIÉRCOLES CAPÍTULO 45

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada