El Hombre Percha-Malestar de un Hominido

martes, 17 de diciembre de 2013

Los Picos de tu Cuenca Minera-La Novela de El Hombre Percha-Capítulo 46

TODOS LOS MIÉRCOLES UN NUEVO CAPITULO - PARTE 46-
Bajamos el camino del Naranco,abrazados y helados de frío,sepultandonos en nuestros cuerpos y tirando de ellos como si fueran mantas,hasta que llegamos a casa.Nos cambiamos y nos pusimos a soñar cada uno por su lado,a la espera de otra semana.
Mis ojos parpadeaban como faros cuando llegó la madrugada,que poco cunden las horas cuando has de ir a trabajar.Me cargué bien el desayuno de sobaos,que naufragaban en la leche,hasta que poco a poco estos,terminaron por absorberlas como esponjas.Entre lo del fin de semana y lo de por la mañana llevaba una bomba alimenticia en mi estomago.Llegué a la furgoneta de Olayo que como siempre me esperaba en una de las esquinas del parque San Francisco  y una vez que vinieron Nerio y los hermanos nos marchamos.
No articule palabra durante el trayecto,solo me dedicaba a desempañar el cristal de mi ventana y a ver como la industria asturiana se fumaba los pulmones de sus prados de camino a Mieres.
Nos bajamos y una vez nos pusimos las protecciones fuimos uno a uno engullidos por la mina.A picar,me tocaba en esta jornada.Se me resentían los dedos rojizos del frío,de los callos que me dejaban las cuerdas del bajo en ellos y de alguna otra astilla que se colaba.Y así se pasa la mañana.Cuando fue el descanso,Nerio y yo nos fuimos a la furgoneta a sacar nuestras latas y comer.
-¿Cómo fue el fin de semana Nerio?
-Bonu,una fin de selmana más que queme na vida.¿Y el tuyu?
-Muy bien,estuve con Sandra en Áviles y lo pasamos bien,me presento a sus amigos que tocaban en un grupo,y yo como me compre hace poco un bajo en el Fontan pues me lo lleve para hacer ruido con ellos
-¿Pero'l to sabes tocar el baxu?
-No...pero tampoco me fue muy complicado engancharme a lo que estábamos haciendo
-Si,que sería Puru ruiu
-Puru ruiu,me gusta ese nombre para el grupo,te lo puedo tomar prestado para estos.
-(Sonrío)Tou to
Cuando acabamos el descanso,y volvimos otra vez a rebañar las costillas de la mina a picos,estuve pensando en hacer un cartel para el grupo "Puru ruiu" me gustaba el nombre y además nos definía a la perfección.Se me puso una sonrisa de oreja a oreja,solamente de imaginármelo.Estuve flotando en una nube de pensamientos remotos que se solapaban entre ellos,pero que me sedaban de ilusión.Y sin darme cuenta acabamos el día.Una vez que entramos en Oviedo y paramos en San Francisco,después de irnos bajando uno por uno y despedirnos de Olayo hasta el día siguiente,fui camino de la Gran Vía en busca de una librería para fabricarme con un poco de cartón piedra y unos rotuladores una pancarta.Decidí esperar a Sandra en casa y mientras ella remataba su jornada empecé a dibujar sobre el ancho del papel las palabras "Puru Ruiu".
"Ahora solo queda pensar en una mascota para el grupo"y se me ocurrió dibujar al Rey Pelayo crucificado.Arriba de la cruz colgaba la leyenda "Puxa Asturies" y ya fue tomando forma,solo quedaba agarrar un cordel y estenderlo del salón a ver como aguantaba.Forré de celofán los bordes y con una de las cuerdas que había en el cubo de las pinzas de tender la ropa pude hacer una especie de atuendo que se encontraba a medio camino entre una pancarta y una bandera.Me duche,descongelé unos filetes y me puse a hacer unas sopas hasta que llegase Sandra.
Cuando estaba acabando de comer, y camino a fregar los platos de la cocina oí que alguien intentaba encajar las llaves dentro de la cerradura de la puerta.
-Luis ¿Qué tal el día?No viniste a comer hoy al bar...
-Estoy en la cocina fregando
Al ir hacia ella,Sandra se percato de la pancarta colgada en el salón e inmediatamente vino y me pego un abrazo por las espaldas,con las manos aún llenas de friega platos.
-¿Y esa pancarta?
-¿Te gusta?
-Me gusto mucho,¿La hiciste tu?
-Si,ya tenemos nombre para el grupo (Sonreí)
-"Puru Ruiu"ya me lo he aprendido.Me decía mientras me quitaba un beso de la ropa.
-Anda deja eso para luego y vamos a la cama.
Y casi sin darme tiempo a quitarme el jabón de las manos me arrastro hacia el dormitorio,donde nos revolcábamos entre aspersores de besos,caricias y abrazos.Hasta que no se quien de los dos se quedo dormido sobre quien.
Cuando me levante de siesta cogí de nuevo el cuaderno de las letras y me puse a escribir a ver si salía algo.
Lo más difícil siempre es vomitar la primera palabra en ese muro en blanco.Pero me entraron arcadas y me puse a ello
"La adversidad de esta batalla radica en no haberte encontrado
En no haber hecho mantas de nuestros pellejos y almohadas de nuestros regazos.
En no haber fundido los cuerpos,calados hasta los huesos que chorrean hormonas,de dos corazones que al unisono se desgañitan gimiendo
En no haberte taladrado las entrañas de la fosa de tu vientre
En no haber hurgando en tu hormiguero,hasta que llegase el alba
y lamerme panza arriba la miel que goteaba entre mis dedos  
En no haber descorchado la botella,y agitarla de manera contundente y que el vacío producido hiciese que el cauce de las aguas desbordarse las paredes de tu embalse 
En no haberte exprimido el higo y embadurnarme la cara de sus jugos hasta que escupa sus pulpas por la boca  
En dejarte,como un flan,las pantorrillas tiritando;y, sobretodo... en seguir bus-cán-do-te ...Sí."

Lo deje tal cual por el momento.Ya buscaríamos un estribillo entre todos,para que así esta gente no se apalanque(Pensaba mientras sonreía para mis adentros)

Texto:El Hombre Percha
PRÓXIMO MIÉRCOLES CAPÍTULO 47

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada